Arte & sociedad

Hoy visitamos la exposición de arte de Toronto (Toronto Art Expo). Mayormente se trató de artistas plásticos. Cada uno de los artistas paga por tener un lugar allí; imagino que en otras ciudades, este tipo de exposiciones se rigen por un sistema parecido.

De cualquier modo, me llamó mucho la atención la chatura y la poca relevancia (i-rrelevancia) de las obras exhibidas. Muy, muy poco más allá de los usuales floripondios (floripondio, 2. m. despect. Flor grande que suele figurar en adornos de mal gusto), cuadrados coloreados con rayitas (arte abstracto que probablemente en los 70 fue cool y bleeding-edge, pero hace tiempo dejó de serlo), paisajes o retratos mediocres y convencionales (Picasso-esques, Modigliani-esques, Miro-esques, y siguen las firmas).

En una exposición que se jacta de ser la más grande de Canadá, en una ciudad que recibe la mayor parte de los doscientos mil inmigrates anuales que llegan al país, ninguno de los «artistas» (exhibidos) fue capaz de reflejar la realidad del inmigrante, las ricas vidas comunitarias, la coexistencia multicultural tan única de este lugar, la recesión que ensombrece el cielo.

Entre los artistas-personas, las comunidades estaban claramente representadas; había floripondios de artistas asiáticos, de artistas latinos, de artistas francófonos (muchísimos – al menos un cuarto de los artistas parecían venir de Montreal) y así.

Imagino que el resultado (la gran pobreza de la obra exhibida) fue en parte una consecuencia del proceso de selección y de los requerimientos de dinero a los artistas. Pero aún así, en última instancia, si es cierto que la oferta de arte local se equilibra con la demanda, esto no habla bien del nivel de vida cultural de esta metrópolis. Una pena.

Etiquetado con:
2 Comentarios en “Arte & sociedad
  1. Durísimo con los canadians y el posmodernismo. Hasta lo que yo recuerdo, papá nunca pagó por una exposición, sí recuerdo que una vez dejó una obra para la colección del salón (para él era como dejar un hijo)… pero eso era un setentismo puro, ahora se garpa porque se vende.

    Un cacho de cultura!

    Che, y el teatro? música? qué onda?

    PD: Algunos de tus fans todavía esperamos el reporte comparativo de un argentino viviendo en Canadá que viaja a su madre patria a inundarse de nostalgia.

  2. Marcos dice:

    Y… algo tenía que estar mal en esas latitudes… estaba por ponerse en duda hasta el principio de entropía.
    Por algo Michael Moore se hace la ortodoncia en Montreal pero sigue haciendo cine en Hollywood.
    Gracias por avisarnos que el universo sigue en orden.

    Pd: Al menos subí fotos de tus paseos por aquí…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.